Seleccionar página

Érase una vez que se era un pequeño pueblecito al lado de las montañas llamado Becerril de la Sierra. En este serrano pueblo madrileño había una pequeña casita llamada La Ruca, decorada con los más extraños objetos heredados durante generaciones de padres a hijos. Pero lo más importante que allí se encontraba era su horno de leña, dónde se elaboraban ricos y sabrosos platos a la brasa para todo aquél que quisiera probarlos.

 

El cocinero que mejor conocía dicho horno venía de una tierra muy lejana llamada Argentina y traía consigo un humilde recetario familiar que mezclaba con habilidad con los platos más ricos del reino en el que ahora vivía.

Entre estos platos se encontraban suculentas carnes, crujientes verduras y variados quesos, algún que otro pescado y deliciosos postres

 

Cuenta la leyenda que todo aquel que probaba estos platos no podía dejar de volver, que estaban embrujados y hacían que la gente se sintiera como en casa… Pero sólo el cocinero y su mujer sabían que esto no era cierto. Lo que volvía loca a la gente era un sabor que creían olvidado, el sabor que siempre acompañó a las familias: el sabor de las brasas.

Y colorín colorado… ¿este cuento se ha acabado?

 

 

 

Horario de invierno

(De septiembre a junio)

Jueves y domingos: comidas
Viernes y sábados: comidas y cenas

 

Horario de verano

(Julio y agosto)

De miércoles a sábados: comidas y cenas
Domingos: solo comidas

 

Estamos en Calle Real, 14, Becerril de la Sierra, Madrid
Nuestros teléfonos son 91 853 89 36 y 659 629 352

Aviso legal
Política de privacidad
Política de cookies

 

 

 
Para cualquier aclaración o duda contacta con nosotros, estaremos encantados de atenderte. 
 
Las reservas sólo serán efectivas vía telefónica.

 

 
NO ESTAN PERMITIDAS MASCOTAS
ni en el comedor ni en la terraza.
 
Síguenos y entérate de todas novedades del Restaurante La Ruca.

 

Reseñas en Google

No creas todo lo que dicen... ven a comprobarlo